Deudas

No puedo pagar la hipoteca, vender hipoteca

Son muchas las personas hoy en día que no pueden continuar pagando la hipoteca de su casa. También puede surgir un gasto imprevisto o un embargo de Hacienda, Seguridad Social o Ayuntamiento, que amenace con perder nuestra vivienda en subasta.

embargo de vivienda

Cuando se produce una ruptura de pareja y tenían el piso y la hipoteca a medias, el problema se agrava. Y si además en la hipoteca aparecen como avalistas los padres, y uno de los miembros de la pareja se ha quedado viviendo en la casa mientras el otro tuvo que buscarse un piso de alquiler… la situación puede ser desesperante.

Una opción puede ser sacar el proindiviso subasta

Pero si nos queda por pagar de hipoteca más de la mitad del precio por el que se podría vender la casa, difícilmente alguien lo va a querer. No hay que olvidar que existe el proindiviso derecho de tanteo y retracto.

ahogado por la hipoteca

Como salir de una hipoteca compartida

Puede pensar que quizás la mejor opción sea ceder hipoteca a mi ex

El problema es que para eso su ex tiene que querer, tiene que poder (económicamente hablando) y lo que es más importante, el banco lo tiene que aceptar. Si alguno de estos 3 requisitos no se cumple, lo mejor que puede hacer es contactar con ElegantLuxe para que se queden con todas sus deudas a cambio de su parte en proindiviso de la vivienda.

proindiviso inmobiliaria

Cuando tenemos proindiviso con hipoteca, ya sea por divorcio o separación, deudas que amenazan con embargas y subastar nuestra vivienda; hay que actuar. La opción de quedarse de brazos cruzados sin hacer nada y pensando “de mi casa no me saca ni dios” nunca es la acertada.

La mejor opción, ante un embargo inminente o ante la imposibilidad de continuar pagando la hipoteca o las deudas que le reclaman, ya sea sobre un proindiviso o sobre el 100% de una vivienda, es vender. Si vende su casa ya no tendrá la vivienda, pero recibirá algo de dinero y quedará libre de deudas para volver a comenzar de cero.

vender con hipoteca

Mientras que, si deja que las deudas vayan creciendo, se acumulen los intereses de demora y las costas y le embarguen, perderá la propiedad igual, sin recibir nada de dinero y encima puede que le sigan reclamando la deuda, en el caso de que lo que se obtenga en subasta por sus bienes embargados no fuera suficiente para cubrir el principal más los intereses y costas.

En conclusión, si tengo una vivienda con deudas y no puedo pagarlas, o si me separe de mi pareja y tengo la hipoteca a medias con mi ex, contacte con ElegantLuxe, tienen la solución más rápida y efectiva al problema.