¿Quién compra partes de pisos en proindiviso? Los ex subasteros

dinero

Para explicar quién compra partes de pisos en proindiviso, y como introducción un poco de historia secreta de los inversores inmobiliarios españoles en exclusiva para los lectores de proindivisoherencia.com

Fue más o menos en el año 2015 cuando dos de los negocios más lucrativos (y desconocidos para la mayoría) vinculados al sector inmobiliario en España se hundían a causa del cambio en las reglas del juego por parte de la Administración y los Tribunales.

Ahora las subastas de pisos son por internet.

Nos referimos a las subastas y a los préstamos de capital privado.

En las subastas de pisos también se compra partes de pisos, tanto judiciales, como de la Agencia Tributaria o de Ayuntamientos, entre 1990 y 2015 se hicieron enormes fortunas.

El problema fue que esas enormes fortunas las hicieron solo tres familias en Cataluña y cuatro o cinco en Madrid, que eran quienes controlaban las subastas de pisos, los conocidos como “subasteros”.

Y hablamos de fortunas de esas de tener un par de mansiones, un par de aviones privados y un par de megayates.

Hablamos de tiempos en los que se quedaban en las subastas con pisos por unos 20.000€ que luego se vendían por unos 100.000€ de media.

Y se los quitaban de las manos, porque como compraban los pisos muy baratos se podían permitir venderlos muy baratos también y aun así con un gran margen de beneficio.

En las subastas de pisos se hicieron grandes fortunas
En las subastas de pisos se hicieron grandes fortunas.

Les quitaban los pisos de las manos.

El secreto del negocio era comprar y vender lo más rápido posible, comprar barato para vender barato.

Cuanto más rápido rodaba el dinero más se ganaba.

Quienes eran esos subasteros y cómo controlaban las subastas de pisos es un tema que trataremos en profundidad en otro artículo.

¿Y qué pasó con ese magnífico negocio?

Que en 2015 la Administración decide que se acabó el chollo para los subasteros y las subastas se van a hacer todas online a través de la web del BOE.

Eso provocó que las subastas se popularizaran, pues cualquier persona con algunos ahorros, desde la comodidad de su casa, puede pujar por los pisos que se subastan.

Hay que tener ciertos conocimientos técnicos, legales e inmobiliarios para comprar pisos en subastas.

Y en especial para comprar partes de pisos en proindiviso.

Pero nada excesivamente complicado.

Hoy cualquiera puede pujar en las subastas de pisos desde cualquier lugar.

Eso provocó que los subasteros de toda la vida perdieran el control sobre las subastas.

Al pujar más gente, subieron los precios de los pisos y esta es la historia de como las subastas de pisos ya no son un buen negocio y por eso los subasteros han tenido que buscar otras formas de invertir en inmobiliaria.

Ahora en la compra de partes de pisos en proindiviso, los márgenes de beneficio son mucho menores, los tiempos de venta mucho mayores y hay muchos más problemas.

Pero han podido aplicar todos los conocimientos adquiridos durante años en las subastas con operaciones inmobiliarias complicadas.

En el próximo artículo hablaremos de los prestamistas.

 
 
Summary